jueves, 2 de septiembre de 2010

¿EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS?


He estado todo el verano sin subir ningún cuadro. No es que
no pinte, es que pinto más despacio, porque la vida me reclama
en otros menesteres.
A mi me gusta la música, pero soy incapaz de tocar ningún
intrumento, y cuando veo a un intérprete, me parece que es
magia. Supongo que con la pintura pasa algo parecido, al que
no sabe pintar le parece mágico que otros lo hagan tan bien.
Pero, ¿qué es la magia? Es un juego de manos, donde sabemos
que hay truco, pero nos dejamos engañar. En el arte pasa lo
mismo, el artista tiene licencia para hacer trampas, siempre
que el resultado sea bueno.
Recuerdo una vez en una exposición, una persona me dijo
que le gustaban mis cuadros por el extraordinario dominio
del dibujo. Yo me quedé pensando, y me dije: ¿cómo es
posible que diga ésto, si yo dibujo fatal?
Le podría haber explicado que mis cuadros no se basan en
dibujos, sino en fotos, y que dibujar, a partir de una foto es
relativamente sencillo.
Yo creo que (hablando de arte) el fin justifica los medios. Para
conseguir un buen cuadro, debo utilizar todos los trucos,
ilusiones y fabulaciones que quiera. Lo único importante es
que el resultado sea bueno.