lunes, 7 de febrero de 2011

CHAFLAN

Este edificio, hace tiempo que lo contemplaba al pasar y había
decidido, pintarlo, pero no sabía qué encuadre elegir y dudaba
de la hora, pensando en la luz. Al final elegí este encuadre ,
porque la cabina y el árbol relativizaba su protagonismo, asi
como la presencia de la chica (que añadí con posterioridad).
Eran demasiadas ventanas, demasiados balcones ...... había
que quitarle importancia. De todas formas fue agotador, pero
he descubierto que cuanto más trabajo y esfuerzo dedicas a
un cuadro .... mayor es la satisfacción al terminar. Es algo
parecido a lo que pasa con el sexo .... para conseguir un buen
orgasmo ... hay que hacer mucho trabajo previo y no tener
prisa.

12 comentarios:

Cesar dijo...

Pues sí, has conseguido que el edificio parezca tímido resaltando la importancia de la morena, de la moto, de la cabina y de la rama de plátano(?. ¿Y qué dices que has tenido un orgasmo largo con la chica?

Cayetano dijo...

Buena idea. Aunque el edificio es el motivo principal, no es el único. Esas hojas tapan parcialmente la arquitectura del fondo y la chica da un toque de vitalidad y frescura al conjunto. Al final lo que se cuenta no es el ladrillo puro y duro sino algo más complejo.
Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

Me gusta mucho el cuadro.
Parece vivo.

Saludos.

MAITE RUBERT dijo...

El esfuerzo ha merecido la pena. Te ha quedado una composición urbana muy completa y equilibrada.¡Me gusta!!.

Antoniatenea dijo...

Cuando observo tu obra, hay algo que me inquieta que lo separa de otras obras realistas. Siempre hay mil cosas que distraen la atención de lo que adviertes importante.Mil filtros. El imponente edificio,recortada su torre en un limpio cielo valenciano, se hace de alguna manera remoto e inaccesible: la enorme y nítida rama , la cabina telefónica del primer plano..la chica avanzando hacia nosotros, los vehículos aparcados.... todo te distrae de lo que acaso- al fin y al cabo- no es lo importante. Porque,acaso, no nos estás diciendo que en la vida no es importante el objetivo, el final, sino el camino..el sendero..igual que ese símil al que tan singularmente recurres, un orgasmo :quizá y contrariamente a lo que nos dices, los medios son tan divertidos y esenciales como el final y por eso nos intentas apartar del objetivo.
Un beso!!

PACO HIDALGO dijo...

A mí, Manuel, me ha gustado mucho ese encuadre, y esa luz también. La rama te ha quedado perfecta.
Sobre lo que me preguntabas en ArteTorreherberos sobre libros que hablen de la técnica y los métodos de trabajo de pintores como Piero della Francesca, te digo que debe haberlos, pero desconozco esa bibliografía tan técnica, aunque voy a intentar de averiguarlo con indagaciones. Si encuentro algo, te lo comunicaré. Un abrazo.

La Abela dijo...

Me encanta el encuadre, ese arbol o ramas en primer plano le dan originalidad. Saludo

. dijo...

Muchas gracias por tus alentadores comentarios. Para mí el que estés aquí significa mucho. Un placer seguirte a ti también. Un saludo.

Victoria dijo...

Hola Manuel.Vengo a saludarte y decir que soy de la opinión que el cuadro te ha quedado estupendo. Ya me gustaria a mí resolverlo así de bien. Un saludo.

Pepa Sánchez dijo...

Ha sido muy valiente ese primer plano con la rama Manuel, felicidades, como siempre un estupendo trabajo. Besets.

SKIZO dijo...

Wonderful
work
thank you for sharing

José Alfonso Romero P.Seguín dijo...

La sesgada caricia del leve ramaje le resta profundidad a tan oblicua representación, ellas al igual que la chica nos lo aproximan con elegancia y sosiego. Mientras que la farola, la tatuada cabina, la parte visible de la moto, coches y señales no hacen sino ubicarlo en su medio natural, o quizá sólo desnaturalizar su medio. Secuelas de la Ciudad de los Inmortales y de mi falta de sensibilidad para tan lúdico arte. Disciplina esta de la pintura en la que observo que eres todo un maestro.
Un placer mirarte en esa esbelta mirada.
Recibe un fraternal abrazo.