lunes, 12 de abril de 2010

LO NATURAL Y LO ARTIFICIAL


Natural es todo lo que surge espontáneamente.
Artificial es lo natural, después de manipularlo. Un nido
¿es natural o artificial?
En mis cuadros todo está manipulado, todo es artificial.
Es más, pintar un cuadro es una gran manipulación (se
hace con las manos). ¿Por qué no pinto olas rompientes,
ocasos rojizos, árboles majestuosos...? Porque me pillan
muy lejos. Pinto paisajes urbanos por comodidad, más
de la mitad de mis cuadros son de lugares que están a
300 m de mi casa.
Hace poco recibí un comentario que me hizo pensar.
Decía (A. Sánchez) que todo ese ambiente de coches
invadiendolo todo, paredes pintarrajeadas, árboles
raquíticos...., agobiaban. Creo que tiene razón. Enton-
ces, me planteo: ¿amo lo que pinto? Pues no estoy se-
guro. Pero no nos olvidemos de una cosa: un cuadro
de un coche, no es un coche. Yo amo el cuadro, no el
coche. Ya lo decía Magritte: "Esto no es una pipa",
debajo del dibujo de una pipa. Creo que la belleza la
podemos encontrar en una puesta de sol, o en el cubo
de la basura, porque donde realmente está, es en nu-
estra cabeza. La cosas no son ni bonitas ni feas. Somos
nosotros (como siempre manipulando), los que las
calificamos así.

4 comentarios:

Pepa Sánchez dijo...

Me gusta el cuadro y el escrito. Estoy segura de que si pintases olas rompientes, serían tan espectaculares como tus paisajes urbanos...pero francamente, a mi me impactan mucho tus cuadros y si no amases lo que pintas, seguramente no lo harías tan bien...a mi me agobia mucho más la mala pintura. Besets Manuel.

Anónimo de la Piedra dijo...

...voy a repetirme una vez más...parafraseanso a Pessoa...el Arte no es más que la confesión de que la vida no basta...enlazados andamos...

Azucena Rebon dijo...

Me ha gustado mucho tu blog.Es verdad cada uno encuentra la belleza dentro de si mismo,tus paisajes urbanos son como la vida que nos pasa delante y muchas veces ni siquiera la vemos.
Me pasarè mas seguido por aquì.
Felicitaciones.

Sophia Blasco dijo...

Hi ha també una frontera entre l realitat i la percepció de la realitat, començant per la limitació dels nostres sentits a l'hora de captar la realitat: hi ha colors que els nostres ulls no pot veure, sons que la nostra oida no pot escoltar, ...
Si li afegim les vivències de cadascú que determinaran el grau d'afectes i desafectes que en provoquen els fets; el coctel de diversitat de percepcions i impacte està servit.
Sophia