martes, 27 de abril de 2010

! QUE BONITO ES EL AMOR !


Visto desde una cierta distancia, el amor es bonito. Yo, en
realidad, casi siempre lo veo, desde esa distancia, que lo
dulcifica. Por ejemplo, en este cuadro. La pareja joven sin
duda, se aman. No hay más que fijarse en las manos. La
mano de ella, insinuante, acariciadora .... las yemas de sus
dedos, rozan, se entregan ... abiertamente, generosamen-
te. La mano de él, inicia una maniobra envolvente .......
tal vez un poco dominante, o tal vez protectora ... pero,
sin duda, amante, responde al estímulo. En la pareja ma-
yor, también hay amor. Ella expone algo, serenamente,
elegantemente; y él la escucha ... con deferencia.
Esto es lo que parece, pero ¿es así?
Recuerdo, cuando en una película (Terciopelo azul), un
pajarito (muy bonito), se posaba en la ventana, y, al
fijarnos, nos dabamos cuenta de que en el pico, estaba
devorando un insecto, que todavía pateaba. El pajari-
to, me parece bonito, porque no soy un insecto.
¿O estoy sufriendo una metamorfosis, y ya no sé lo
que es feo y lo que es bello?

10 comentarios:

Carolina dijo...

Hola Manuel,
He estado descubriendo tus pinturas, tus paisajes urbanos. Me parecen maravillosos, tienes un don para pintarlos. Te felicito.
La entrada de hoy me hace pensar, pero creo que son cosas distintas. Quizás no esté analizando las cosas en la profundidad que tú lo has hecho, pero no veo el parecido. El amor que parece hermoso entre dos personas libres y que se unen voluntariamente creo que sí es hermoso en verdad. Y me encanta cómo lo has reflejado en esta pintura.
Muchos saludos,
Carolina

PD: Te voy a poner en mi lista de blogs para no perderte la pista. Me encantaron tus pinturas.

Manuel Adlert Arcos dijo...

Carolina: tienes razón. Exagero un poco. Me dejo llevar por subjetivismos personales. También ocurre que estoy un poco saturado de tanto amor. Ves una película, lees una novela, escuchas una canción .... y parece que no hay otro tema. Creo que el amor está sobrevalorado. A fin de cuentas, nos enamoramos una o dos veces en la vida (o ninguna). El resto del tiempo, nos pasan muchas otras cosas.

Antoniatenea dijo...

Manuel, el cuadro me parece muy interesante, muy exacto transmitiendo un instante, unos minutos episódicos , una escena cotidiana ...siempre me ha gustado todo eso que es lo que no es de la escena principal, todo ese lujo de detalles detrás de los cristales y en los reflejos, que pintas tan bien......me parece muy bien plasmado, muy creativo.

En lo que dices del amor...me resultas como muy frío, muy diseccionado algo no diseccionable. El amor es pura química, esos momentos, minutos, meses o años tienen esa magia especial que hace que las mariposas realmente vuelen en nuestro estómago y que todo el entorno te parezca absurdamente "El lago azul"...nos volvemos estúpidos pero esa estupidez maravillosa no es comparable ni con el mejor de los zafiros ni el más grande de los regalos que se puedan comprar. Creo en el amor...y creo que no dura...pero mientras dura es fetén...Te animo a que no tires tan pronto la toalla, ah! y te diré algo a tu comentario en mi blog: los bellos no son los que triunfan aunque las revistas nos expliquen algo así...Un día te lo explicaré más a fondo.
Petons!

Manuel Adlert Arcos dijo...

Antonia: siempre es un placer leerte. No tienes que explicarme lo maravilloso que es el amor. La foto que has colgado, a tus 22 años, vale más que mil palabras. La foto no miente: ahí hay un trozo de felicidad.
Pero, a continuación, pongo la tele, y en el telediario, una vez más, cuentan el asesinato de una mujer, a manos de su marido. Y yo me pregunto ¿ésto también forma parte del amor?

Mariluz Bugallo dijo...

Hola Manuel,
Me gustan tus reflexiones sobre arte y vida que haces en tu blog.
Coincido con lo que dices al cien por cien.
También me gusta tu obra, sobre todo esa querencia por lo traslúcido donde reflejas el mundo urbano me parece un acierto.

¿Has ido ya al IVAM?
¿Qué te ha parecido la exposición?

Antoniatenea dijo...

Acabo de leerte hoy, como a veces no tienes por costumbre contestar pensé que no lo habías hecho.
Me ha encantado que reconozcas mi trozo de felicidad en el pasado. El amor fue maravilloso, aun puedo sentir cosas y palabras y sensaciones sobretodo de los primeros días...seguro que tú también tienes trocitos de esos..Y no, de ninguna manera cuando un hombre está desesperado porque pierde el amor de su mujer y la mata, eso es amor, eso es puro odio el instinto de posesión en su forma más odiosa. El amor verdadero respeta lo que es el otro y lo quiere tal como es...no lo quiere en una jaula para él.
Si parati es un placer leerme, para mí es doble: degustar tus originales y exquisitas obras y leer el desparpajo sin barreras con el que desenvuelves en los textos.
Un petonet!!!

Isabel Romana dijo...

No sé si te estás transformando, pero desde luego tu pintura me resulta fascinante. En cuanto al amor y la belleza, me has recordado un libro magnífico (aunque hay quien lo encuentra un rollo) que se llama "Bella del Señor", en que una pareja trata de salvar la belleza propia y la de su amor no viéndose jamás recién levantados, en los momentos menos "lucidos" de la vida, etc. Y bueno, está claro que esa no es una solución. La vida es hermosa, pero para sobrevivir hemos de realizar acciones y actos fisiológicos puramente animales y poco gratos ¿no crees?

Muchísimas gracias por acudir a la presentación de Dido. Espero que cumplas tu promesa y me des tu opinión cuanto termines de leer la novela. Mi correo:
ibarchico@hotmail.com

Un abrazo.

Ricardo dijo...

Hola Manuel; te felicito por tus acrílicos,me parecen una maravilla con esos reflejos y luminosidad que le das a tus obras.Me recuerdan a esos grandes hiperrealistas americanos.Tienes una técnica perfecta y tus paisajes urbanos son un perfecto reflejo de la sociedad actual.Y otra cosa que igual no viene muy a cuento pero me ha hecho gracia.Supongo que la foto de tu perfil es un autoretrato,tienes un parecido asombroso con Buenafuente.
Un abrazo.
Ricardo

Manuel Adlert Arcos dijo...

Ricardo, tú, que eres pintor, sabes que en los retratos (más aún en los autorretratos), siempre se mejora el original. Tal vez debería poner una foto real, pero, no sé, cuando me miro en el espejo, la verdad, no me gusto mucho.
Respecto a lo que dices de los hiperrealistas, es verdad, me gusta mucho Ricard Estes y Don Eddy, pero los descubrí a posteriori, lo de los reflejos en los coches, fue un hallazgo casi por casualidad.

Cayetano dijo...

Me parece que la señora que está tras la luna de la cafetería está mirando con el rabillo del ojo a la pareja que está en la calle. ¿Añoranza de otros tiempos? ¿Simplemente cotilleo?
Saludos.